martes, 17 de octubre de 2017

NOS LLAMAN FRIKIS

Bien sabido es para todos nosotros, cofrades, semanasanteros, amantes de la tradición y el arte, defensores a ultranza de aquello que nos hace ser como somos, que no son pocos los que nos ven como un grupo obsoleto, anclado en el pasado, obsesionado con una fiesta que poco tiene de actual y, según algunos, de popular. Poco menos que una carga en esta sociedad tan globalizada y centrada en la consecución del beneficio personal. Nada más lejos de la realidad.

Siguiendo con la linea de pensamiento que inició hace unas semanas mi buen amigo José María Cámara Salmerón con su artículo EL ADN COFRADE, quiero hoy desgranar lo que para mí significa ser cofrade, las características comunes que nos unen a todos los que participamos de esta bendita locura.

El cofrade es, por definición, aquel que, de una forma u otra, participa de la bella tradición, tan arraigada en las tierras de España, de sacar a Cristo en procesión por las calles, ya sea como andero (costalero, portapasos, horquillero, estante...) penitente, nazareno, portainsignias, acólito, florista, músico o desde la silla de esparto atada a una reja en la acera. Por lo tanto, cofrade es aquel que mantiene la tradición española de evangelizar por las calles, de mostrar lo bueno de la religión y la tradición de forma pública. Por tanto, un cofrade es un guardián de la tradición, manteniendo la idiosincrasia de su lugar de origen, aquello que nos hace ser como somos.

Como buenos amantes de la tradición, nos gusta buscar los origenes de todo lo que tiene que ver con nuestro pueblo y nuestra fiesta. Por eso, al cofrade que le preguntes te contará mil y una anecdotas históricas de su hermandad y las demás, te soltará de memoria una retahíla de fechas y nombres casi interminable, te dirá que no se quien salió con su hermandad o no se cuantos han rezado delante de su Cristo, todos ellos con los ojos llenos de lágrimas al verlo. Y así te contará cuales son las mejores obras de su pueblo, te hablará de escultores y estilos, te hablará de música, de compositores y épocas, de que a él le gustan más las clásicas o, por el contrario, se deshace con las nuevas obras. Te dirá que no puede escuchar "Pasa la Soledad" sin soltar una lágrima, o que es escuchar "Mater Mea" y darle un escalofrío, que no puede pasar por la Iglesia y no visitar al Cristo de la Agonía, o que mirar es imposible aguantarle la mirada al Ecce Homo mucho tiempo. Porque el cofrade sabe siempre algo de arte, de imaginería y de música, y entiende, más allá de características técnicas, la grandeza de las obras a través del sentimiento que transmiten. Por eso no podemos evitar, cada vez que vamos a un pueblo, buscar las iglesias y capillas, preguntar por las hermandades, aprender del patrimonio y las costumbres de cada sitio. Por eso, entre Pascua y Ramos, nuestro movil se mantiene en un perenne reproducir de marchas de Banda de Música, De AM, y/o de CCyTT, según los gustos de cada cual, porque amamos el arte cofrade, forma parte de nosotros y lo necesitamos para sentirnos completos.

Y no solo eso. El cofrade suele gustar de mantener vivas muchas de las tradiciones de su tierra, no solo las relacionadas con la Semana Santa. El cofrade muchas veces es folklórico, le gusta aprender y recrear la tradición de su tierra, a través de cantes y bailes, ya sean jotas, parrandas, malagueñas, sevillanas, fandangos, schotis o sardanas, le gusta alardear de costumbres y antigüedad, de lo bien que bailan sus grupos de Coros y Danzas, de todo lo que tenga que ver con la tradición y la costumbre popular y secular de su pueblo. Y perpetuarlas, las suyas y las de los demás. Sea de dónde sea, el cofrade suele mirar a Andalucía, por lo bien que vende su tradición. Suele gustar de cantar sevillanas, suele, en febrero, mirar a Cadiz, al Gran Teatro Falla, y aprenderse las mejores coplas de chirigotas, comparsas, cuartetos y coros de su Carnaval, y estremecerse cuando cantan una saeta, hablan de Semana Santa o meten la melodía de una marcha en los cuplés. Porque quien ama la tradición de su pueblo, ama toda la tradición y no sólo una parte.

Y aun nos dicen que si no nos cansamos de sacar procesiones, que si de verdad hay necesidad de organizar una en octubre o en noviembre. Si ya tenemos la Semana Santa, ¿por qué tenemos que hacer más fuera de eso? Ahora yo digo. El que es fan de un cantante, ¿no lo escucha a todas horas? ¿No empapela su habitación de posters y compra discos? ¿No busca la forma de ir a verlo cada vez que canta? Y al que le gusta el futbol, ¿No va todas las semanas que puede a ver un partido? ¿No sigue por la tele todos los que pueda? ¿No espera impaciente el telediario para enterarse de la actualidad? ¿No busca por youtube los mejores momentos de tal o cual partido? Igual, el cofrade, se pasa el año escuchando marchas, viendo videos de procesiones, buscando la forma de ver un paso en la calle en cualquier momento. Por eso aprovechamos cada ocasión, por eso nos encantan las procesiones de patrones y glorias, y sobre todo las procesiones extraordinarias. Por eso nos emocionamos cada vez que nos dicen que va a haber una, y buscamos cualquier excusa para hacerlas. Y que mejor excusa que la que tuvimos en Jumilla el pasado 23 de septiembre que el XXX Encuentro Nacional de Cofradías, o la que tendremos el 11 de Noviembre en Murcia con el III Encuentro Internacional de Cofradías.

Y si esto, como nos suelen decir, es estar anclado en el pasado, es sólo postureo, es ser, como a veces nos dicen, un friki. Pues si, señor, yo soy un friki, a mucha honra. Ahora te hago yo una pregunta: ¿Has sentido alguna vez algo de esto? ¿No puedes vivir sin alguna de estas cosas? Si te sientes identificado con alguna de estas cosas, enhorabuena, tu también eres un friki, tu también eres COFRADE.


Para ilustrar este artículo os dejamos el reportaje de la citada Procesión Extraordinaria 
"La Pasión en Jumilla"

LA PASIÓN EN JUMILLA


sábado, 7 de octubre de 2017

LA MIRADA DE UNA MADRE

El mejor y mayor piropo que se le puede decir a la Virgen es el de Madre. Ese fue el primer título que tuvo, el primero que recibió tras darle su "Si" al Señor. Su prima Isabel la llamó así la primera y los cristianos seguimos su ejemplo al encomendarnos a ella llamándola Madre del Salvador. Fue su primer y único trabajo, el que mejor desempeñó, aun con las dificultades que tuvo. Y cumplió con su obligación hasta el último instante, hasta el momento en que su propio Hijo le dió un cometido mayor, el de ser Madre de toda la Cristiandad, Madre de toda la Creación.

Ella nos acompaña, nos consuela, nos anima, nos sonrie, se enorgullece de nosotros cuando logramos nuestras metas y llora con nosotros en nuestros pesares y nos tiende la mano con la sonrisa que esconde el dolor de una Madre al ver a su hijo caido.

Una Madre nos dio el Señor, y mejor regalo no nos pudo hacer. Ese fue el Buen Suceso. Por eso nuestra Madre y Patrona es pequeña, para enseñarnos a ser humildes como María siempre fue; siempre en su lugar, sin vanagloriarse, presta a salir en auxilio de cuantos la necesitan. Por eso lleva en su mano al Señor, muy cerca del Corazón, para enseñarnos dónde debemos tener a Cristo si queremos gozar del Buen Suceso del Amor y la Felicidad. Por eso Dios la exaltó en Cuerpo y Alma, coronándola de estrellas, dándole el Cetro Maternal para que reinara, no como Soberana, sino como Madre. ¡Y que bien cumple ese cometido!

Durante su tríduo, la vi mirar orgullosa a sus hijos sacerdotes que la alababan como mejor sabían, por eso se hizo cercana y dejo su manto a disposición de nuestros pequeños, que también son hijos suyos, para abrazarlos a ellos también, y miró con alegría a esa madre que miraba risueña a su niña pasar por el manto, y miró con alegría a sus hijos ciezanos en la mañana de la romería, que madrugaron para llevarla y acompañarla sonrientes hasta su Celestial Mansión y rieron, cantaron, gritaron vivas y aplaudieron a su Madre sin decaer presas del cansancio o del calor. Y lloraron, con los ojos o con el corazón, o con ambos, al tener que abandonarla allá arriba en la Atalaya.

El mejor y más bello piropo que le podemos decir a la Virgen es el de Madre. Por eso, aquel que diga que esto es tan sólo un dogma, que exageramos al darle culto a Ella o que no es cristiano venerar a la más grande Mujer de toda la historia, no sabe lo que dice. Quien intenta ofenderla, ofende a todos sus hijos, quien intenta injuriarla, me ofende a mí, pues se bien que, cada vez que la miro a lo ojos, no veo un rostro bonito. Cada vez que, al visitarla, me acerco y la miro a los ojos, ellos me devuelven la mirada, la dulce Mirada de una Madre.


LA MIRADA DE UNA MADRE

martes, 19 de septiembre de 2017

YO NO SE QUE TIENE TU CARA MORENA

"Yo no se que tiene tu Cara Morena..." Así dice el himno que, hace 90 años, escribiera el gran poeta Jara Carrillo para la Reina de Murcia, para el día en que Murcia la coronó en medio del Puente de los Peligros, con la Virgen que le dió nombre al puente como testigo de honor en su hornacina.

Yo mismo puedo decir esa frase, puedo aplicarme ese verso pues, aunque siempre acabo diciendo lo mismo, siempre vuelvo, y este año te acompañé tres veces, en tres de tus días.

Aquella mañana de 2 de mayo en que, tras celebrar ese 90 aniversario de aquel glorioso día en que fuiste confirmada como Reina de Murcia, que ya lo eras y lo serás, y te acompañé hasta el Barrio del Progreso, donde te deje partir hacia tu serrano altar, para reencontrarnos allí, en ese retablo de pinos, cuando agosto daba sus últimos pasos.

Esa mañana descubrí una romería casi familiar. No era festivo y sólo algunos de tus devotos, aunque ya eran bastantes, te acompañaban. Y viví esos momentos en que te ofrendaban pétalos, viví desde muy cerca cómo tu Ciudad te despedía con los honores de la Generala que eres, con polvora e Himno Nacional. Descubrí que el fervor murciano no entiende de festivos y laborables, pues seguían habiendo mesas para que descansaras, y porrones y bizcochos para tus enamorados estantes.

90 AÑOS CORONADA


Nos volvimos a encontrar en tu Sierra, porque es tuya, un 31 de agosto. A pesar del calor, una marea devota crecía ante tu ermita, y por ella fuiste arrastrada por carreteras, puentes y huertas hasta entrar en el Carmen, puerta de tu Murcia, antesala de la Gloria de la Catedral, cuya torre mira hacia tu Santuario, unos días con deseo, otros con envidia y otros con temor. Con deseo por verte a ti a sus pies, resguardada a su sombra, con envidia por no poder tenerte más tiempo bajo su amparo y con temor los días que te sirve de cobijo, pues sabe que enseguida se terminan y te vas. Pero al final se resigna, sonrie y disfruta de esos breves momentos en que la Señora está en la Catedral, y cuando llega el momento se acuerda de que hay alguien que más la necesita, que son las monjicas del Santuario. Ellas no cuidan de la Madre, es su Madre quien cuida de ellas.

En el Carmen aprendí que, de cuantos piropos te pueden decir, de cuantos títulos te puedan dar, hay uno que es una mayor verdad y el más merecido de todos. Te dicen guapa, y lo eres, te dicen morena, y tu tostada piel se sonríe, te dicen Reina y Generala, te llaman de muchas formas, al igual que todos los cristianos de todos los tiempos, pero lo primero que te dijeron, el título que más te agrada y favorece es el de Madre. Madre de Dios, que nos lo muestras pegado a tu corazón, Madre Nuestra del Cielo, que nos acogiste como hijos al pie de la Cruz de tu Hijo y nos proteges desde su bella y celestial mansión. Y Madre de los Murcianos, pues ellos te quieren, adoran, cuidan, veneran y aman tanto como tú los cuidas, consuelas, proteges y amas. Por eso todos saben cantar al unísono tus alabanzas en forma de Himno, ese himno que bien te describe como "Rosa cuyo cáliz forman los murcianos con los tiernos pétalos de sus corazones". 

Y por eso sonríe la Fuensantica, porque la llaman Madre. Y poco importa por dónde llegue a ellos, porque lo importante es que lo haga, que toda Murcia es hija suya y Ella quiere visitar a todos sus hijos, y será Ella la que los mantenga unidos aunque los quieran dividir.

RETORNO A MURCIA


Y llegó la noche del 11 de Septiembre, y tu te pusiste lozana y te engalanaste para recibir a tus hijos, para dejarles que te toquen el manto. Y ellos fueron, de secanos y bancales, recogiendo flores para adornar tus altares, con sus bandurrias, laudes y guitarras, a cantarte malagueñas y coplas ante ti, Divina Magnolia.

Hasta bien entrada la noche estuviste allí, aguardándolos, y los mandaste, como buena madre, a dormir y descansar para, antes de despuntar el día, recibirlos otra vez y subirte en sus corazones para llegar a su Santuario. Es tu día grande, que comienza antes de las seis, mientras el lucerico del alba,  que hoy está trasnochador, que quiere ver tu romería antes de que salga el sol, ilumina la torre que hoy llora a la claridad de tu rostro.

Un buen amigo resume tu romería en tres frases, las tres muestra del fervor y del amor de tus murcianos hijos:

  1. ¡Vamos, vamos! Porque tanto te quieren que se agolpan delante tuyo y no quieren moverse, quieren quedarse junto a ti, hasta el punto de no dejarte ni encontrarte con la Virgen de los Peligros, que ese día quiso ser romera y esperarte en vuestro puente, que es de las dos, pues ella te lo guarda todo el año para que pases cuando te llegue el momento. Aunque este año escuchó la invitación que durante tanto tiempo le has hecho, se quedó en el Carmen para seguir con su trabajo de guardar a quienes cruzan el rio.
  2. ¡Mesa! Pues son muchos los murcianos que colocan mesas para que te detengas ante ellos, y te ofrendan flores, en ramos y en petaladas, que por cada pétalo va una lágrima y por cada lágrima una oración y un beso de los labios que sienten anhelos de misericordia. Y te suben a tu regazo a sus hijos, para presentartelos y que los reconozcas como hijos.
  3. Y la tercera frase es la que más repiten, y no dejan de repetir hasta en el silencio del Santuario cuando, impacientes por volver a verte, buscan tu maternal mirada, y la llevan consigo, y la gritan durmiendo o velando, en el trabajo y en el descanso y cada vez que recuerdan ese no-se-que que tiene tu cara morena. Esa frase es
¡VIVA LA VIRGEN DE LA FUENSANTA!

SU DÍA GRANDE


sábado, 16 de septiembre de 2017

A LA MADRE DE LOS CIEZANOS

Esta vez en verso, recordamos cómo el pasado 8 de Septiembre volvía a Cieza su Patrona.

Llegados a tu Ermita
Una Reina esperamos ver
y al contraluz de tus vidrieras
Madre Mía, tu rostro quise ver

Bajo un arco de amores
tu amante mirada
una miríada de luces
tu rostro desgranaba

Y en camino nos pusimos
por espartos y zarzales
Y a tu presencia subimos
de secanos y bancales

Madre mía, que Belleza
Más pura que el mismo sol
Madre mía, ¡Madre Mía!
Déjame verte, por tu Amor

Los caminos son tuyos
cuando bajas a vernos
Y no hay quien te detenga
en la Tierra ni en el Cielo

Y menos a tu pueblo
Enamorado de tu querer
que ferviente te esperaba
en el puente, junto a San Bartolomé

Y te recreaste en sus calles,
y en sus puertas te parabas,
y de sus penas y pesares
con tu Cetro los curabas

Al mirarte, Madre amada,
quien pudiera coger tu mano,
Y al vuelo cual cohete
subirme al Cielo
con la Madre de los Ciezanos


A LA MADRE DE LOS CIEZANOS





jueves, 14 de septiembre de 2017

EL SENTIR DE UN PUEBLO

El día de la Cruz es la demostración de que Cieza, le pese a quien le pese, es de su Señor. Cieza es, por tradición, historia y elección, Católica y Cofrade, y se rinde a los pies de Cristo cuando el Cristo sale en procesión.

¡Qué gran verdad describió don José Lucas Conesa al escribir su himno!


"Ante su Imagen reza
con fe todo Ciezano
el Anciano y el Niño,
el Hombre y a Mujer"

No hay mayor verdad el Día de la Cruz... y cualquier otro día en su ermita, en la iglesia o donde quiera que esté Él. Ese niño que, desde los brazos de su madre, le echa besicos al Señor, el joven que carga con el peso del Santo Cristo y el viejo que lo mira con nostalgia, recordando los tiempos en que él también fue ese joven punta de vara. La abuela que lleva de la mano a su nieto y le enseña los versos que todo ciezano conoce desde niño, porque sus abuelos se los enseñaron.

Cieza se deshace en besos la noche del día 2, limpiando en lágrimas las llagas de sus pies, y enjugando la sangre de su costado en pañuelos que guardarán como tesoros, sintiendo así que se llevan un pedacito de su Cristo con ellos, llevándole así el consuelo a los enfermos que no pueden ver a su Consuelo.

Cieza desgrana su corazón esa tarde, llorando en oraciones de flores por los ojos de los balcones. Cada pensamiento esa tarde es una oración para Él, y cada oración se convierte en una sentida lágrima en los ojos de los ciezanos, lágrimas que se transmutan en pétalos de rosa que acarician su dulce piel y envuelven en un encarnado manto a los ángeles que moran a Sus pies.

Cieza es Suya, le pese a quien le pese, Cieza vive por y para su Santo Cristo del Consuelo.





EL SENTIR DE UN PUEBLO



lunes, 4 de septiembre de 2017

POR LA CRUZ Y CON MARÍA... AL CIELO

Fresca y clara se levantó la mañana
en que por verte a ti
temprano yo me fui
desde mi Cieza a Caravaca

Y reinaste, Madre Mía,
Inmaculada Concepción
Repartiendo en Procesión
De Cieza la mayor de sus alegrías

Y abril fue septiembre
en una mañana de romería
llevandote a ti, Madre amantísima
de flores ornada como siempre

Y subimos la cuesta
y llegamos al Castillo
Como en tu romería
Con el sol eclipsado en tu brillo

Y esa mañana, entre vivas, palmas y besos
Sobre tu trono, Madre Santa,
Reinaste en Caravaca
Reina de Cieza, Buen Suceso,
que en tu manto nos llevas
a Cieza, al mundo entero,
que por ser su Madre te sigue a Ciegas
a través de la Cruz... AL CIELO

Con estos simples versos, en la cercanía de su llegada, como cada mes de Septiembre,  a su pueblo de Cieza, la peregrinación de nuestra Reina y Soberana, la Stma. Virgen del Buen Suceso Coronada, a la vecina localidad de Caravaca de la Cruz para ganar junto con sus hijos, los ciezanos, el Jubileo, en el tercer Año Jubilar periódico desde que San Juan Pablo II lo estableciera.

El próximo viernes día 8, Festividad de la Natividad que Nuestra Señora, Nuestra Madre y Patrona, la Stma. Virgen del Buen Suceso Coronada, regresará a su pueblo, y en Redes Cofrades lo ofreceremos en directo a través de nuestro canal de youtube, solo tienes que entrar aquí: REDES COFRADES - #ENDIRECTO a partir de las 19:45 para vivirlo con nosotros.




POR LA CRUZ CON MARÍA... AL CIELO

lunes, 21 de agosto de 2017

GLORIA A SAN BARTOLOMÉ

Glorioso Apostol San Bartolomé,

Patrón de la Muy Noble y Leal Villa de Cieza


Es dificil rastrear los orígenes de una de las devociones ciezanas más antiguas de Cieza, la cual parece que surge al tiempo que el propio pueblo, aunque de su llegada poco sabemos. Consta que Alfonso X debía tener una cierta devoción al Santo Apostol ya que, a su llegada a Murcia y a distintas ciudades, manda dedicar iglesias a San Bartolomé. En la Región de Murcia es una de las devociones más extendidas, siendo patrón de numerosas localidades de la huerta del segura. Lo que si sabemos es que sería nombrado Patrón de Cieza en torno a 1537, apareciendo en la relación que manda escribir Felipe II como una de las hermandades con sede en la localidad. De la primitiva imagen tampoco conocemos su autor, aunque data de finales del s.XV o principios del s.XVI y de un estilo propio del medievo goticista. A pesar de lo arraigado de su devoción, esta decaerá a partir del s.XIX, llegando muy mermada a nuestros dias.

De dicha imagen, tantas veces sacada en rogativa para pedir protección contra las tormentas y sus dañinos efectos en las cosechas, a punto para la recogida en la celebración de sus fiestas, apenas quedan restos, tan solo la cabeza, recogida de las aguas del Segura tras la destrucción de la talla en la Guerra Civil, y recompuesta en años posteriores por el insigne imaginero ciezano, al cual le debemos casi la totalidad de la actual imagen, dado la amplia remodelación que llevó a cabo. A pesar de los cambios, conserva la imagen la iconografía de la primitiva, también de bulto redondo y talla completa. Se representa a San Bartolomé de pie, erguido, vestido con un manto rojo con estofas en oro y una túnica verde, nimbado con un halo plateado de orfebrería con el escudo de la localidad. Porta en su mano derecha el cuchillo, símbolo de su martirio, y la palma de Martir, y en su mano izquierda el libro abierto del Evangelio, símbolo de su predicación. Estos atributos, libro, palma y cuchillo, conforman el escudo de su hermandad y se pueden observar en el frontón del retablo mayor de la Basílica de la Asunción. Con su pie derecho presiona el cuello de un diablo negro y cornudo que mira iracundo al Santo.

Desfila la imagen en un trono también del maestro Carrillo, dorado a la corla que consta de una plataforma con motivos vegetales, flanqueado por cuatro jarrones en cada esquina y con una columna cúbica que sirve de peana a la imagen en la cual aparecen tallados los distintos milagros atribuidos a la imagen (los 5 sudores del santo y la curación de la muda, ligado al lema del escudo local "por pasar la puente nos dieron la muerte") así como los escudos de la Ciudad y del Santo.

Actualmente, los actos que se realizan en torno al Patrón ciezano se organizan de la siguiente manera: 
- Día 15 de agosto, Traslado desde su Ermita, sita en el punto más antiguo de la villa, hasta la Basílica de la Asunción. 
-Día 24 de Agosto: Misa Huertana y Procesión en Honor a San Bartolomé.
-Día 31 de Agosto: Misa, Traslado de Regreso a su Ermita y Bendición de los Campos.
-Día 8 de Septiembre: Recibimiento en el Puente de Hierro a su Co-Patrona, la Virgen del Buen Suceso.

La bendición de los campos, ahora trasladada para mayor accesibilidad, se realizaba hasta hace pocos años desde el conjuratorio que conforma la última planta de la ermita, antigua torre del homenaje de las fortificaciones medievales, lugar al cual se llevaba en tiempos pasados la imagen para ahuyentar tormentas, asomándolo por las distintas ventanas, según desde donde viniera la tormenta.

Con motivo del año Jubilar del Stmo. Cristo del Consuelo, San Bartolomé esperó y acompañó desde el Puente de Hierro a la Virgen del Buen Suceso en su peregrinación a la Ermita del Cristo, desde entonces, cada 8 de Septiembre es el primer ciezano, el Patrón de la Perla del Segura, quien recibe a la Madre de los Ciezanos. Paradojicamente, esto en tiempos pasados era al reves, pues era la Virgen la que esperaba el paso del Santo el día 31 de Agosto en el monasterio de las Clarisas para acompañarlo en su procesión que ponía fin a las fiestas del Patrón y daba comienzo a los cultos en honor a la Patrona.


El himno oficial del Santo, el que cierra actualmente las misas en su honor, sería compuesto, al igual que el de su co-Patrona, la Stma. Virgen del Buen Suceso Coronada, por el maestro José Gómez Villa. un himno en forma de pasodoble con muchas semejanzas a los pasodobles del maestro Leon (MÚSICA Y SEMANA SANTA VI). A pesar de no ser interpretado por banda y no existir grabación para mostrarlo aquí, os referimos su letra, también del renombrado músico.


En su hermosa ermitica
veneramos al patrón
que bendice noche y día
campo, huerta y población.

Él nos libra de tormentas
que son nuestra perdición
todo mal bien lo remedia
con grandioso don de amor.

¡Gloria a San Bartolomé!
Protector de nuestra tierra,
que adoramos llenos de gran fe
y una inmensa fortaleza

Sin escatimar la fuerza
para cantar con firmeza
¡Viva San Bartolomé!
Que es el Patrono de Cieza

¡VIVA SAN BARTOLOMÉ!
¡VIVA EL PATRÓN DE CIEZA!
¡VIVA SU ANTIQUISIMA DEVOCIÓN!
¡VIVA NUESTRO PROTECTOR!
¡VIVA EL SEÑOR DE NUESTRA HUERTA!
¡VIVA EL SANTO APOSTOL!
¡VIVA EL PRIMERO DE LOS CIEZANOS!
¡VIVA EL MÁS ANTIGUO VECINO DE CIEZA!
¡VIVA EL PUEBLO DE CIEZA!
¡VIVA EL GLORIOSO SAN BARTOLOMÉ!


Fuente: "San Bartolomé, Patrón de Cieza, (Siglos XVI-XXI)" Alfredo Marín Cano


       

  

    




lunes, 24 de abril de 2017

LA CORTESÍA EN LA FLORACIÓN

Ha pasado una semana desde la Semana. Con la alegría de la Resurrección, recordamos el momento anticipado en que, la pasada cuaresma, Cristo resucitó en los campos ciezanos, floridos por el mes de marzo.






LA CORTESÍA EN LA FLORACIÓN

viernes, 21 de abril de 2017

LA ESPERA, LA ETERNA ESPERA - PARTE III

Nuestra Señora de Gracia y Esperanza con su escolta de la
Brigada Paracaidista de Alcantarilla y sus dos nuevos ciriales
Procesión de los Hijos de María
Jueves Santo 2017
13/4/2017, JUEVES SANTO, CENIT DE LA GLORIA. Con los sones del Novio de la Muerte y el aroma mezclado de los claveles y del cordero pascual comienza el día más largo: el Triduo Pascual. Incienso, cantos, Cristo entregado en el Santísimo Sacramento y agonizando en el Getsemaní del Monumento. Así comienza en verdad el Jueves Santo. La Cruz de Caravaca luce en el manto dichoso y florido de Nuestra Señora de Gracia y Esperanza, con el palio más engalanado que nunca, con sus dos nuevos ciriales, con sus velas y flores de cera y con su corona nueva. La Gloria comienza en el encaje de una mantilla, en la cruz de un rosario, en una lágrima desgranando destellos de cera fundida. Bendita la Madre de Jueves Santo, bendita la Esperanza Ciezana, a quien el arrullo de las bandurrias mece en la Esquina del Convento. Bendita la Reina llena de Gracia, que espera inalterable la gloriosa Resurrección… Y el llanto vuelve a asomar en mis ojos cuando Jesús de la Agonía muere en el tenebroso silencio de la noche. Casi roza el arco de la puerta, va acariciando las añejas y carcomidas fachadas de las angostas calles del casco antiguo.

Stmo. Cristo de la Agonía frente al
monasterio de las Clarisas
Procesión del Silencio
Jueves Santo 2017

La Muerte esta noche venciendo pierde
Pues, muriendo el que es la Vida
Muere la Muerte de vida hendida
Muriendo vence la Vida a la Muerte

¡Qué dolor esta noche en la Cruz verte!
Parece ser mi alma la que está herida
Pues sufro al mirarte en tal Agonía
Al ver lo que por mí hubieron de hacerte

Oh, noche, noche fría y desgarrada,
Déjame en tí mirarlo nuevamente
En tu silencio, noche despiadada

En ti, ¡oh, noche oscura!, tristemente
Déjame cruzarme con su mirada
En ti, muriendo silenciosamente

(Fragmento de Al Cristo de la Agonía
Antonio Jesús Hernández Alba)

Mi voz lloraba ese poema hace meses escrito, preparado para esa noche, apenas necesitó correcciones cuando lo escribí, pues su sólo recuerdo me llena el alma de oraciones. Por la calle de la Hoz mis ojos llorando vi, llorando por la Muerte del que es la Vida, llorando por mi Cristo de la Agonía. El Silencio es para mí momento de profunda reflexión y llanto, pues su misteriosa efigie, su delicada música, su callado caminar me invitan a mirar dentro de mí, ver todos mis pecados y llorar por ellos. Y, ante el Sagrario, recogido ya en su capilla el Señor de la Agonía, recé por mi salvación y la de todos.

Manto de flores y Clero
Procesión de los Hijos de María
Jueves Santo 2017
Stmo. Cristo de la Agonía por la Calle de la Hoz
Procesión del Silencio
Jueves Santo 2017
Relevo del Nazareno
Procesión del Penitente
Viernes Santo 2017
14/4/2017 Entre ecos de la lejana Sevilla, en la duerme vela de esta noche de madrugá, se cierran nuestros ojos a unos instantes breves de sueño, pues el alba ya está cerca, comienza el VIERNES SANTO. Hoy he tenido una reflexión sobre los fotógrafos y videógrafos que capturamos momentos de nuestra Semana Santa, si bien estamos en cada instante de ella, estamos apartados, somos un espectador que, pendiente de la cámara, se pierde lo que está grabando. Tanto es esto que, al paso del Nazareno, durante unos instantes bajé la máquina y sencillamente contemplé a Jesús caminar por la esquina del convento. Vi a los anderos sudar y sufrir como el Redentor, vi a los nazarenos caminar elegantes con sus cruces, vi a la banda en su esfuerzo por hacer las cosas bien. Ahora comprendo lo que se siente al ser un cofrade de las aceras. Quizás llegue el día en que deje la cámara, el oboe y la túnica y los cambie por la silla de esparto y la bolsa de pipas. Desde dentro se vive muy bien la Semana Santa, el peso del trono, las carreras de esquina en esquina con la cámara, el calor lacerante del viernes santo al tocar por la calle Salvador Seguí, todo esto, por duro que parezca, es el aliciente del cofrade activo mas, desde la silla, el cofrade pasivo, el espectador, puede captar cada ínfimo detalle de la Semana Santa y vivirla más plenamente que nadie.

Entrada de la Dolorosa
Procesión del Penitente
Viernes Santo 2017
Ni siquiera con la Dolorosa guardada ya en la Casa de los Santos, ni con el Santo Cristo reposando muerto en el Sepulcro del Monumento permito expresiones de nostalgia o tristeza por el final de la Semana, aun queda la gran noche y la madrugada de la Redención. Quizás sea el cansancio, que ya hace honda mella en mi moral, pero los Oficios hoy me han resultado más sentidos que nunca: CRISTO HA MUERTO, mas La Muerte no es el Final, así lo demuestran los Dormis, llevando alegres al mismo Dios dormido que esta noche llorarán en su sepulcro morado.

Apenas comprendo cómo, medio durmiendo, pude llegar al final de esta solemnísima procesión, caminaba por inercia, tocaba por instinto, pues el sueño embotaba mi mente. Sin embargo, al encerrar la Santa Cruz me reactivé, había que estar despiertos. CRISTO HA MUERTO en la casa de los Dormis. San Juan, obedeciendo el último mandato de Cristo, espera a su Madre, la Soledad, en la puerta de la Iglesia, de su casa. El corazón atravesado de su manto es el último reflejo de este día, el más largo del año, que ya acaba. Ya es SÁBADO DE GLORIA. Parece un sueño, es irreal, el mundo físico y el espiritual esta noche están más cerca que nunca, de forma que Cristo, utilizando su propia cruz, esa que hoy le oprimía la espalda y en la cual murió, como callado para pastorear a su rebaño de la oscuridad a la luz. El aroma del incienso, el calor de los cirios y los pebeteros, y la mirada tranquila del Señor de las Ánimas convierten esta noche para mí en la más mágica del año. Oh, Dios del Cielo, Señor de lo infinito, tiende tu mano y abre los Abismos. Ya despunta el nuevo día, el Sol vuelve a nacer, recordándonos que la oscuridad nunca vence del todo. Ha terminado la PASIÓN.

Traslado de la Cama de Cristo
Viernes Santo 2017
Stmo. Cristo del Consuelo en los Oficios
Viernes Santo 2017

Encuentro de San Juan y la Soledad
Procesión del Santo Entierro
Viernes Santo 2017
Salida de la Procesión del Descenso de Cristo a los Infiernos
Sábado de Gloria 2017
Entrada de la Procesión del Descenso de Cristo a los Infiernos
Sábado de Gloria 2017

Tercio Infantil de la Cofradía del Stmo. Cristo del Perdón
Pasacalles de los Tercios Infantiles
Sábado de Gloria 2017
15/4/2017, LA GLORIA COMIENZA. Ya ha terminado todo, todo está cumplido, así que, ¿para qué esperar más? Festejemos la Resurrección, que Dios  Resucitado se haga presente en la mirada límpida de los niños. Habrá que darles la oportunidad de que aprendan y de que puedan relevar, en un futuro a los mayores. Nada importa ya, ni protocolo ni parafernalia, que comience la gloria y que la comiencen los niños. ¡Que tarde tan gloriosa! ¡Qué noche tan Dichosa! Sólo ella conoció el momento de la Gloria. Los tambores, que fueron en aquel ya muy lejano miércoles de ceniza diana y heraldo de pasión, que en el también lejano Viernes de Dolores anunciaron la pasión, vuelven a redoblar contándonos que nada ha sido en vano pues en esta noche CRISTO HA RESUCITADO. 

Jesús Resucitado
Procesión del Resucitado
Domingo de Resurrección 2017
16/4/2017, DOMINGO DE RESURRECCIÓN, 343 DÍAS PARA LA GLORIA. Todo ha terminado, en esta noche en que debiéramos estar alegres, tal como nos exhorta el sacerdote desde el altar, vestido de blanco y flor, no podemos estar sino melancólicos. Ya desde que terminara la Pasión permito los suspiros por lo que acaba y, en esta noche, soy yo mismo quien los exhala. En esta ciezanísima mañana he visto la Gloria en los ojos de niños y mayores, he visto la Gloria en la Cruz Triunfante del Ángel, en el Banderín de Jesús Resucitado.. y en el rostro aterrorizado de Carrillo, en la Mirada de la Magdalena ante el Aparecido, en las manos, cargadas de flores de las Santas Mujeres, y en el camino de Emaús. He visto la Gloria del Cielo abierto en su Ascensión, adelantando el final del tiempo de la Gloria. Y la gloria en los ojos de quienes lloraron en la Soledad del Sepulcro y que mantuvieron la Esperanza. CRISTO HA RESUCITADO, ALELUYA. Mi corazón salta de alegría por esto, mas un riconcito de mi alma llora, aunque no debiera, pues, si bien vivimos de, por y para nuestra Semana Santa, no en vano somos portadores de la Esperanza porque lo que de verdad vivimos es

LA ESPERA, LA ETERNA ESPERA

Entrada de la Stma. Virgen del Amor Hermoso
Procesión del Resucitado
Domingo de Resurrección 2017

miércoles, 19 de abril de 2017

LA ESPERA, LA ETERNA ESPERA - PARTE II

Procesión de la Palma
Domingo de Ramos 2017
9/4/2017, DOMINGO DE RAMOS, PRIMER DÍA DE LA GLORIA. ¡Por fin! ¡Que alegría cuando me dijeron: “Vamos a la casa del Señor”! Ya están pisando nuestros pies, tus umbrales, Jerusalén. Cieza es Jerusalén, y se ha hecho de rogar esta metamorfosis. Pero ya se ha cumplido, las palmas inundan Cieza, la Espera ha concluido… aunque los hay que están tristes, pues ven el final próximo. Que lloren ellos, que acabamos de empezar y Jesús pasa ante nosotros, bendiciéndonos, pues le recibimos con tanta algazara que no puede sino echar sus bendiciones. Nos saluda a la cámara, mientras el sol tiñe su faz de luz dorada. ¡Qué gloria de mañana! Los niños hoy se estrenan, los padres disfrutan inculcando el amor por la tradición a sus hijos y Cieza olvida todo pesar para acompañar a Cristo en su caminar a lomos de la burrica. Y, al caer la tarde, se vuelca hacia la ermita, desbordando aceras y calles, colmando plazas e iglesias para acompañar a su Cristo. ¡Qué gloria de Tarde! La gloria de Cieza se pasea entre su pueblo, consolando sus aflicciones. El órgano suena bajo los dedos emocionados del organista, que interpreta el himno de los himnos, el cántico ciezano por excelencia, el Cristo Bendito, Gloria de Cieza. Pero, aunque lo toque y se sienta emocionado por ser él quien mece a su Cristo, sabe bien que no es así, que es Cieza quien lo lleva en volandas con sus cantos. Y no es trabajo duro, pues ya lo llevan en su corazón cada día. Cristo ha entrado a Cieza, Jerusalén del Segura, como Rey y Señor y, para la caída de la noche, ha conseguido colmar de alegría el pétreo corazón de este su pueblo.

Salida del Traslado del Stmo. Cristo del Consuelo
Domingo de Ramos 2017
Nuestro Padre Jesús Nazareno, recien cambiada la túnica,
junto a los pasos del Cristo de la Agonía y la Flagelación
Tarde de Lunes Santo 2017
10/4/2017,SEGUNDO DÍA DE LA GLORIA. Se cumplen tradiciones este día, el Señor Jesús, el Nazareno se reviste de majestad para entronizarse, esperando la noche de Martes Santo. Cieza y su Cristo de la Sangre, cada año más solemne y reposado, queda atrás en mi vista, que se enfoca en el destino del corto viaje: Murcia, la Semana Santa Huertana. Se oyen burlas, ecos de tradición, heraldos de pasión, los pasos avanzan en volandas, sin apenas levantarse a hombros de sus estantes, relatándonos la pasión de Cristo como en un sueño surgido del abismo del tiempo, renovado cada año cuando, envuelto en incienso, iluminado por los faroles de su tercio, el Señor del Malecón sale a ofrecer su Perdón a Murcia entera. ¡Qué glorioso reencuentro! Entre sombras vuelvo a ver a aquella que vi coronarse de gloria una mañana de mayo. Soledad que tras el Perdón caminas, guíame en esta tarde en que, por primera vez me alejo de mi Cieza en Semana Santa. El Romea se convierte en Getsemaní mientras dos ángeles magentas nos hacen de narradores, en la fachada del antiguo convento dominico, Caifás ordena el Prendimiento e increpa al que es la Vida para arrancar de Él su sentencia. Flagelado bajo la luna de Santo Domingo, se corona de Espinas en ese pretorio entre la Murcia añeja y moderna. Trapería se convierte en la Vía Dolorosa, y Jesús se despide de su Madre allí para, más adelante, ser enjugado su divino Rostro agotado. En la plaza de la Cruz es elevado su bendito Cuerpo para morir en el calvario más murciano que puede existir. Salzillo en Belluga nos relata el momento supremo, mientras sus seguidores completan la escena, abrazandose al Rosal de San Antolín. La luna mira a la Luna en la solitaria noche de la Catedral. Que distinto este momento a aquel en que te conocí, y que parecido, pues en ambos te coronaron, entonces el sol con su fulgor, ahora la luna con sus destellos. Flores, Santa Catalina, San Pedro y San Antolín, fin del sueño de una noche de Pasión Murciana.

Stmo. Cristo del Perdón (Murcia) a su paso por Santa Catalina
Lunes Santo 2017
11/4/2017, TERCER DÍA DE LA GLORIA. ¡A quién buscáis! A Jesús, el Nazareno, que la iglesia está cerrada y no lo encontramos. Ya desde primera hora de la tarde anduvimos buscando el momento de prender a Jesús, para enseñárselo a las nuevas generaciones de mi familia. Al caer la tarde, Cristo partió el Pan y entregó el Caliz, oró al Padre en el Huerto y fue traicionado por Judas con un Beso. Con paciencia esperé a que el terciopelo me ciñera y el paso marqué por fin al abandonar la plaza. Martes Santo era completo cuando, por fin, llevé sobre mis hombros al Señor y, agradecido, un padrenuestro le recé entre las varas mientras osaba cruzar mi pecadora mirada con la suya, límpia y serena. No faltaron momentos de emoción, de júbilo, en la gloriosa noche de Martes, que anticipó la Gloria de la entrega suprema del Amor de Cristo. Fui andero por una noche, y no por suerte, pues quiero creer que Él me dejó serlo. Y de nuevo se lo agradecí cuando, al acostarme besé, como cada noche, pero con más fervor, la medalla que me identifica como hijo suyo.

El Nazareno a su llegada a la Plaza Mayor
Martes Santo 2017
Pasacalles de los Tercios Infantiles
Cofradía de la Samaritana
Miercoles Santo 2017
12/4/2017, CUARTO DÍA DE LA GLORIA. Floristas en acción, varas en movimiento, tronos de un lado a otro. Mañana de Miércoles Santo bulliciosa para preparar la primera gran noche. ¡Qué tarde tan gloriosa! Esto es Cieza. Revuelo de túnicas corriendo por las callejas del casco antiguo, risas y conversaciones a prisa y corriendo, por un lado un pasacalles para los críos, por otro, San Juan, bailando palma al viento, por otro, la Magdalena con su pelirroja melena en movimiento. Ahora dan una vuelta, ora corren, ora se paran y se recrean, ahora cantan y al segundo rien.  Ahora se encuentran y se saludan en reverencias uno a la otra. Esto es Cieza, una tarde en que se vuelve a encontrar ese espíritu procesionista de alegría pura, sin importar protocolo ni parafernalia, solo importan dos cosas: disfrutar junto a tu Hermandad y gritarle vivas a tu Santo. Y, por la noche, con el Himno Nacional, volvemos a la seriedad, las filas bien formadas, las túnicas bien puestas, el paso bien llevado. No hay prisas, la noche es joven y el recorrido largo: ¡que se luzca bien la procesión! Bien quisiera yo dividirme para capturar todos los momentos de nuestra Pasión, los mil detalles que hacen a Cieza ser Cieza y que nos dieron la Declaración de Interés Turístico Nacional… y que nos darán a buen seguro la Internacional; y, al mismo tiempo, cargar con mi hermandad y tocar con mi banda también. Pero la ubicuidad no está entre las capacidades que Dios nos ha dado. Lo que disfruta uno con las carreras de una esquina a otra, para pillar a tal paso por tal sitio, para grabar la salida de este o la entrada de aquel, para dejar la cámara y coger el oboe antes de que salga el Santo Cristo. Creo que, si no saliera con la banda, seguiría corriendo igual. No se vivir la procesión sin participar de alguna manera en ella, me he acostumbrado a ser reportero aficionado por, para y de nuestra Semana Santa y no me veo viendo una procesión sin la cámara… o sin una túnica, o sin mi oboe, fiel e incansable compañero de fatigas, dura carga en las noches frias y dulce apoyo en esas mismas noches. Aun y con todo, siempre hay un momento para detenerse y mirar un instante el rostro amable de mi Señor del Consuelo, que tanto hace por mí y por todo su pueblo de Cieza, y rezarle, como manda la tradición, un padrenuestro pues, ya se sabe “Quien ante el Santo Cristo…” Tantos momentos, tantas conversaciones, tantas carreras, llantos, oraciones, risas, enfados y parones que no me explico cómo sobrevivimos así… ni cómo podemos vivir sin ellos. Entre los acordes del Prendimiento y de Solemnidad acaba la noche de túnicas rojas de Sangre derramada del Costado del Consuelo y del Corazón de la Dolorosa, una noche que es el ecuador de nuestra


SEMANA SANTA DE CIEZA 2017

Santa María Magdalena vista a través de las
ménsulas del trono de San Juan
Traida de los Santos
Miercoles Santo 2017
Stmo. Cristo del Consuelo a su entrada
Procesión general
Miercoles Santo 2017