sábado, 23 de abril de 2016

REDES COFRADES 4

Cieza vive su Pasión durante todo el año, no solo durante la cuaresma. Esto hemos querido mostrar en este capítulo 4 de Redes Cofrades, tu rinconcito cofrade en la inmensidad de internet.

Esta vez hemos estado en tres momentos muy distintos que resumen muy bien la temática del capítulo. una tarde en la Casa-Museo de la Semana Santa, viendo como los tronos son preparados para la espera de un año. Unos momentos de devoción a nuestra Patrona en su misa de primer sábado de mes y reportaje de la Romería Rociera que se vivió en Cieza el pasado domingo 17 de abril.

Esperamos vuestras opiniones, comentarios y sugerencias. Nos las podéis hacer llegar a traves de twitter: @antonioj1996, instagram: @antoniojciezano, un comentario en el mismo vídeo o en esta entrada, y en nuestra página de facebook: Pensamientos de un Ciezano.



lunes, 18 de abril de 2016

DE CAPILLEO POR MURCIA

La otra tarde estuvimos grabando Redes Cofrades 3 con Joaquín Bernal Ganga, administrador del blog de fotografía cofrade PASOS. Después estuvimos de visita guiada por la capital, admirando distintas obras de arte religioso de todas las épocas. Hoy os traemos 4. Desde San Juan Bautista, María Stma. de la Cabeza, de Ramón Cuenca Santos (2012). Desde la Arciprestal del Carmen, Stmo. Cristo de la Sangre, Nicolás de Bussy (1693). Y desde la Sacristía de San Miguel, un Santo Cristo que a muchos os resultará familiar y el grupo escultórico del Descendimiento de Cristo de José Antonio Hernández Navarro (2002).

De capilleo por murcia

domingo, 17 de abril de 2016

REDES COFRADES 3

Hacer este programa resulta un placer y más cuando se hace con amigos. En Redes Cofrades, tu rinconcito cofrade en la inmensidad de internet, Capítulo 3, hemos empezado con un homenaje, como no podía ser menos a nuestro querido amigo, Pepe Paco. El programa lo hemos abierto con un fragmento de uno de los vídeos que él realizó y con el que más de uno nos hemos emocionado: Parece que es la hora. Después de nuestro pequeño gesto para este grande que se nos ha ido, seguimos viendo un pequeño momento que esta mañana, sábado 16 de abril, ha tenido lugar en Murcia, pues el grueso del programa transcurre en la capital del Segura: el inicio de la Romería de la Cofradía de María Stma. del Rocío. Después ha venido lo bueno, la charleta con Joaquín Bernal Ganga, delante de la Virgen de la Cabeza, nuestra Madre, que siempre nos espera en San Juan Bautista. Ha habido momentos de risas, momentos de reflexiones, incluso momentos de emoción. En fin, un ratico muy bueno que queremos compartir con vosotros y que esperamos que disfrutéis.

Hoy el programa ha dado de si en cuanto a tema de conversación: el Rocio y el Arte de vestir imágenes entre otras cosas. Esperamos vuestras opiniones, comentarios y sugerencias. Nos las podéis hacer llegar a traves de twitter: @antonioj1996, instagram: @antoniojciezano, un comentario en el mismo vídeo o en esta entrada, y en nuestra página de facebook: Pensamientos de un Ciezano.


martes, 5 de abril de 2016

A PEPE PACO...

Hoy es un día triste y grisaceo, de esos que son raros en Cieza. Llueve y en abundancia y no hay perspectivas de que pare. El día de hoy es triste y grisáceo, la luz se hace esquiva tras la fría mortaja de las nubes, pero no es la lluvia la que hace que sea triste y grisaceo este día. 

Parecía una broma cuando me lo decían por whatsapp, una broma de mal gusto que a algún insensato se le había ido de las manos. Parecía una broma, pero de broma no tenía un pelo. Resultaba difícil de creer. Difícil no, dificilísimo. Y es que, de repente, como si fuera un relámpago sentimental que llega directo al alma quemándolo todo a su paso, llegaba la noticia más terrible e inesperada que podía recibir en una tarde tan fría y desolada. 

Te has ido sin avisar, sin apenas despedirte, recordándonos lo que el Señor nos dijo: "Estad atentos, porque no sabéis ni el día ni la hora". Te has ido sin quererlo, con el nombre de tu Magdalena en los labios, desapareciendo sin más en la tarde. Te he visto durmiendo, arrullado por la luz de los cirios, arropado por las galas de tu Santa, adornado por las flores de tus amistades y tus amores y, aún así, no me lo creo. He sentido deseos de gritar, de golpear el helado cristal que nos separa para despertarte de tu letargo. Y eso que yo sólo soy el menor de tus amigos. He visto llorar con gesto desconsolado a tus allegados y he comprendido por fin nuestra Madre, a María dolorosa al pié de la Cruz y me he sentido como San Juan, el más joven de los doce, viendo como el mundo se derrumba a mi alrededor mientras ingenuo intento asimilar algo que en mi juventud y mi torpeza no puedo siquiera llegar a comprender.

He recordado cada vez que hemos hablado, cada vez que te he visto vestido de túnica o de traje o de chandal, cada vez que te he visto, cámara en mano, inmortalizar esos momentos con los que hemos soñado tantas veces. He tratado de evocar tu voz, tanto en los momentos de risas y bromas como en esos momentos en los que te ponías poético y evocabas aquél mítico pregón de la Semana Santa de Sevilla 2010 y que utilizaste en un vídeo que sigo viendo de vez en cuando para emocionarme. Y eso que yo soy el menor de tus amigos. ¡Cuánto más no deben estar recordando quienes han compartido contigo innumerables horas gracias a esa bendita locura que nos une! Por cierto, estarás contento, ahora no podré abrir mi poemario sin ver ese magnífico prólogo que escribiste para mí con todo el cariño del mundo.

He pasado por la iglesia. Por ese rinconcito que te gustaba visitar de tanto en tanto, y me he acercado a tu Cristo, ese Cristo con el que has compartido 16 lunes santos. He hablado con Él, he tratado de explicarle por qué tú no ibas a volver a visitarle, y de nuevo he visto un rostro que para mí siempre está sereno, encogerse y retorcerse en una mueca de profunda tristeza. Después he hablado con tu Madre, le he dicho que te acompañe a casa, que ya no te vas a separar de Ella. Y me ha contestado, con un Dolor mayor al acostumbrado: "¿Otro hijo al que llorar?¿No fue bastante con ese que tengo allí tumbado?". He intentado consolarla y ha sido Ella la que me ha consolado a mí. Me ha dicho "Anda con Dios y que la Magdalena te guíe, que yo cuidaré bien de él".

Se te va a echar de menos. Mucho. Muchísimo. Es curioso como cuando alguien se marcha, la vida continúa haciendo caso omiso al triste suceso. Alguien se ocupa de las funciones del difunto y todo sigue igual. Pero siempre llega ese momento en que dices, ya no es lo mismo desde que él no lo hace. Y así, cuando llegue el momento, notaremos un hueco en las filas de nazarenos, nos faltará un gorro magdaleno en el pregón y un verdugo rojo sangre el lunes santo. Se notará la cera de menos que  no derramará un círio en el Via-Crucis y con el Yacente. Se nos hará extraño ver una cámara menos tratando de conseguir la mejor toma o la mejor foto. Tus bromas y tus poemas, tus risas y tus cabreos, todo eso nos faltará cuando se vaya acercando la cuaresma, o la procesión de promesas, o los rosarios, o San bartolomé, o la Virgen, o el Corpus, o el día de la Cruz...

Ya está todo dicho, así que sólo queda decirte: Gracias por todo, Pepe Paco, hasta siempre.

Por cierto... Anda con Dios... ¡y que tu Magdalena te guíe!




REDES COFRADES 2

Ya podéis disfrutar de: Redes Cofrades, tu rinconcito cofrade en la inmensidad de internet - Capítulo 2: Hablamos con los cofrades

Hablamos con Joaquín Caballero en la Casa-Museo de la Semana Santa y con José Antonio Molina en la Plaza Mayor. Recordamos la salida del Ecce Homo y la entrada del Santo Sepulcro de 2015.
Podéis mandar vuestros comentarios o sugerencias en un comentario en el video, mediante un tweet a @antonioj1996, mediante instagram @antoniojciezano o en nuestra página de Facebook: Pensamientos de un Ciezano.

viernes, 1 de abril de 2016

REDES COFRADES

Muy buenas, amigos de internet. Aquí tenéis el capítulo 1 de la nueva sección del Blog: Redes Cofrades. En él, presentamos este videoblog y hablamos sobre el Lunes Santo 2016 en Cieza y sobre un momento vivido en Sevilla la pasada Madrugá. ¡No os lo perdáis!

Podéis mandar vuestros comentarios o sugerencias en un comentario en el video, mediante un tweet a @antonioj1996, mediante instagram @antoniojciezano o en nuestra página de Facebook: Pensamientos de un Ciezano.

lunes, 28 de marzo de 2016

TRIBUTO A LA SEMANA SANTA DE CIEZA 2016

Estad alegres, pues Cristo ha Resucitado. Estad alegres pues hoy comienza la nueva vida, una vida mejor al saber que Cristo Redentor nos ha abierto las puertas del Paraíso al derribar las de la vieja Muerte. Estad alegres, nos exhorta el sacerdote desde el altar, pues la tumba está vacía y ya no se volverá a llenar nunca más. Pero, que difícil se antoja para los cofrades hacer caso de esta invitación. Más de un cofrade y semanasantero ha llorado hoy, ha llorado al pensar que, después de tanto tiempo esperando, los tronos no volverán a pisar las calles de Cieza hasta dentro de más de un año. Que se acabaron ya las marchas, el olor a incienso y palma, la cera, los caramelos, las túnicas se esconden en la noche, quedándose olvidadas hasta dentro de 376 días. Curiosamente, hoy facebook me recordaba que el año pasado en un día como hoy, a esta hora más o menos se le acababa la cuerda al reloj inagotable y el paseo se teñía de terciopelo grana doloroso. Yo hoy os exhorto a que le peguéis un mazazo al tenaz cronómetro y que viváis con el recuerdo de lo vivido estos días hasta que el sol ilumine a la Burrica por la calle cartas.

Esta noche vienen a la mente muchos recuerdos, recuerdos que quiero compartir con vosotros de una forma más breve que en años anteriores. A esta hora tardía del primer día de la nueva vida, es momento de hacer mi particular TRIBUTO A LA SEMANA SANTA DE CIEZA 2016.

Parece que fue ayer que en una noche de miércoles retumbaban los tambores anunciando que la cuaresma comenzaba. Parece que estoy viendo todavía al Medinacelli ondear su túnica morada por calles y plazas, llevándonos la oración y la meditación de su Pasión hasta nuestras casas. Fue esta cuaresma que viví una de las experiencias musicales de las que más orgulloso estoy al poner el broche final al acto de Presentación de la Semana Santa de Cieza. Nunca olvidaré la sensación al interpretar para la Basílica repleta de cofrades expectantes los solos de Mayor Dolor y Semana Santa Ciezana, o al ver a todos esos cofrades en pié aplaudiendo el trabajo realizado. Ángel, Amalia, Carmen, Pedro y Tani, nunca podré agradeceros lo suficiente el esfuerzo, las risas, el trabajo y vuestro buen hacer. También una nueva e instructiva experiencia musical vino al acompañar con un cuarteto de vientos al Via-Crucis del Cabildo de Cofradías de Murcia, una procesión de la que difícilmente olvidaré ni un detalle.

Moviendo tronos, preparándolos o simplemente mirando el trabajo de las hermandades he encontrado compañeros inesperados y momentos para todo: reir, llorar, condenarse, emocionarse... pues es en los preparativos, en como trabaja para su hermandad donde se ve la autenticidad del cofrade.

Hay que dedicar un parrafo en este tributo a agradecer a los compañeros del programa "El Guión" y del blog Emociones y Música en las Calles de la Semana Santa de Cieza por hacernos con sus iniciativas la espera más amena y corta.

Qué decir de la emotividad de ver a Nuestra Señora de Gracia y Esperanza, vestida de hebrea, caminar por el Convento de las Clarisas al son de "Mater Mea", o de su mecer de anderas por nuestras calles en ese sábado de cuaresma en que Cieza volvió a ver procesiones en su seno. O de la solemnidad de esa procesión claustral del silencio, en la entronización del Cristo de la Agonía. Jueves Santo volvió esos dos días a nuestra mente, pues esos actos no son sino pequeños adelantos para ir abriendo boca. Igual que San Pedro nos regaló un trocito de Procesión General en la noche de su traslado.

Hay que agradecer llegados a este punto a Mª Ángeles Martínez el haber aceptado escribir y pronunciar el pregón de este año, pues consiguió lo que quería, que a todos, aunque fuera por un momento, se nos erizara el vello al oir nombrar a nuestra hermandad o al recordarnos ese momento pasional que llevamos grabado a fuego en el corazón. También a la Banda Municipal por el conciertazo que nos regalaron aquel domingo de pasión.

¡Qué sería de la Semana Santa sin amigos para compartirla! Amigos con los que reir y disfrutar, con los que debatir y discutir, con los que puedas reflexionar, con los que desahogarte, quejarte y en los que apoyarte para llorar juntos. Cofrades y semanasanteros no seríamos los mismos sin amigos y compañeros con los que cargar tronos, echar fotos, hablar, desvariar, cantar el "Chintachintachin", tomarse una cerveza (o un agua) y ver las procesiones.

Y por fín llega Viernes de Dolores, la culminación de todas nuestras esperas y desvelos. Por mucho que cueste organizar la procesión de los Niños de la Cruz, vale la pena sólo por ver la alegría de un niño al vestirse de manolo o manola y desfilar con su báculo por la calle delante de la Virgencica de la Estrella. Qué más da palio o no palio, marcha o saeta, incienso o no incienso, lo importante esa tarde son los niños y su rostro de felicidad al saberse protagonistas por una tarde, al imitar a sus mayores. Quizás algún día serán esos mismos niños los que continúen ese trabajo laborioso que supone poner un trono en la calle, pero por el momento, quedémonos con la recompensa de sus sonrisas.

Poemas a María, poemas a la Dolorosa en su tarde. María Santísima se despide de su hijo, el Medinacelli en las puertas del Convento. Él, en penumbra de Muerte, Ella, en luz dolorosa de vida. Se abre la semana más larga del año con María, la Dolorosa, causando admiración por donde pasa en ese Viernes de Dolores. Poemas a Cristo, oraciones al Señor de la Misericordia en esa noche. A veces el silencio es la mejor música, pues en el silencio se escucha a Dios. ¡Qué gran verdad es esta!, sobre todo cuando llevas el madero redentor sobre tus hombros. Los breves minutos que disfruté llevándolo los hice con los ojos cerrados, rezándole fervorosamente en un susurro junto al árbol de la Cruz.

Poemas al Cristo del Perdón en una tarde tormentosa cuya banda sonora comenzó con el Requiem de Mozart, interpretado magníficamente por la Coral Ars Nova quienes, sin tener la preparación de un coro profesional, salieron airosos de la pugna con el delicado, claro y arduo Mozart. Al son de Crucifixus llegaba el Cristo del Perdón a su trono para poder salir, tras la tregua dada por la lluvia, acostado sobre el leño al encuentro de su Madre quien, "Tras una mirada suya", se apartó para dejar que entrara el Cristo en su casa.


Lucía un esplendoroso sol, refulgiendo en el bruñido oro natural de las palmas, para dar la bienvenida a Cristo a lomos de su Burrica, entrando triunfal en la Jerusalén ciezana. Palmas y ramos en alegre desfile tiznaron de caramelo por fín nuestras calles. ¡Qué gusto da recibir la Semana Santa con tanto regocijo! Sabemos que Cristo viene a morir, pero hoy es un Rey marchando alegre a la batalla sobre la burra, plateado corcel que intimida al más fiero enemigo. También con alegría y con la amenaza de lluvia en los talones bajó de nuevo nuestro misterioso imán, nuestro faro luminoso a reunirse con su pueblo. Al llegar a sus puertas, el Santo Cristo del Consuelo se recrea y frena su paso, el cual traía en prisas de reunirse con sus hijos, para disfrutar de su encuentro como cada Domingo de Ramos. Cordero de Dios sonaba cuando me metí bajo las varas de su trono en el Camino de Madrid. Mektub, la Cruz de Doble Brazo, el Evangelista... todas esas marchas hicieron que el Rey de Cieza flotara por cadenas hacia la basílica sobre nuestros hombros. El portacampanas avanzaba majestuosamente, preludio de la efigie de Cristo crucificado, la cual miré hasta la saciedad en cada descanso. Emotiva la entrada a la Plaza y a la iglesia, tanto que no quería separarme de su vara al reposar su trono en el altar.

Lluvioso Lunes Santo que me dejaste sin la planeada escapada a Murcia a la noche del perdón. Lluvioso Lunes Santo, que dejaste a Cieza sin su Cristo de la Sangre padeciendo por sus calles. Lluvioso Lunes Santo que hiciste que la procesión "fuera por dentro" para regalarnos un íntimo y emocionante Via-Crucis en el interior del templo, con el Cristo bailando en el centro de sus naves. A punto estuve de llorar al ver entrar esa imagen en su capilla al son de "Al Señor de Sevilla".

Lluvioso Martes Santo, que dejaste a Cristo cenar en la noche de su agonía, lluvioso Martes Santo que permitiste a Cristo agonizar en Getsemaní en la noche de su cena y que permitiste a Judas traicionar al Maestro de nuevo con un beso, luciendo dorado y brillante como el primer día, y ser prendido por los Armaos en el estreno de nuestro nuevo párroco como predicador del Prendimiento. Pero lluvioso Martes Santo. que nos dejaste con la procesión a medio, gracias a las gotas justa para que la prudencia recomendara que el desfile se recogiera a la mayor brevedad y que me dejó con la miel en los labios, la túnica preparada y el Nazareno encerrado sin poder sentir su dulce peso sobre mi. Pero lluvioso Martes Santo, que nos diste un pasacalles dormi con su buque insignia al son de su himno-pasodoble.


Miercoles Santo lució de nuevo como el domingo y nos dió oportunidad de vengarnos de la lluvia y resarcirnos, justo a tiempo para que nuestra Procesión General llegara a todos los rincones de la Región gracias a la 7RM. Esa tarde fue gratamente especial para mi pues por fin pude cumplir un sueño que desde niño atesoraba en mi corazón; vestir la túnica blanca del evangelista y portar a San Juan, palma al viento, en esa ciezanísima tarde de la Traída de los Santos. Mil gracias a la cofradía de San Juan y a su presidente por brindarme esa oportunidad de bailar y cantar junto al santo que desde niño me lleva loco al son de ese pasodoble tan ciezano, ese himno a una tradición que Dios quiera y se mantenga por muchos años. Llega ya la hora de desempolvar la funda de Dorado, mi primer oboe, mi incansable compañero de fatigas, adornado desde esta semana de pasión con un manojo de cintas de procedencia cofrade. Cámara en mano, me dispongo a retratar lo que me de tiempo antes de recoger mi arma de música para acompañar al Cristo del Consuelo en esta noche de elegancia y arte ciezana. La música es la perfecta esta velada para que se mezca el Cristo a su paso por las calles estrechas y la adecuada para estrenar el nuevo tramo, a cuyo comienzo esperaban las cámaras para mostrar al mundo como nos las gastamos los chitos.

Jueves Santo, incienso, oficios, cantos, el Señor Sacramentado llenando nuestros corazones y velando en el sagrario en la noche del Amor Fraterno. La Virgen de Gracia y Esperanza, con su bello manto  floral nº40 (sin contar los del Congreso de 1996 y la Magna de 2014) repartiendo majestuosidad y belleza por nuestras calles. Su palio tintineó tras las interminables filas de manolas que la acompañaban en su duelo anticipado. Caridad del Guadalquivir (o del segura), cantada al llegar María a la Esquina del Convento marcó el cenit de la procesión, que se cerraría con un poema ante su casa de hermandad, guardada por el piquete militar que la acompañó todo el trayecto. De nuevo poemas a Cristo. Tras la siempre emocionante y populosa salida del Silencio, toca de nuevo coger el oboe, esta vez mi joven y flamante Marcello, para interpretarle al Cristo de la Agonía, desde ese mismo lugar donde sonaba Caridad esta tarde, el segundo movimiento de mi sonata para oboe y piano: "Nostalgia (Saeta)". Aunque estas cosas nunca son como se esperan, la emoción me embargó al tocarle con el fervor que quería y la suerte me sonrió cuando, por un problema en el cortejo, obligó a parar al Cristo frente a mis ojos y permitirme recitarle un poema: 

Quisiera yo, Señor, abrazar ese Madero
Ese leño en que estás clavado
Y sentir su peso desmesurado
Sobre mi torpe hombro nazareno

Quisiera yo, Señor tomar tu sendero
Y aferrarme a ese trono malhadado
Y rezar por cuanto yo he llorado
Y cubrir tus heridas con mil besos

Dame, Señor, en el silencio de la noche
El perdón que ansían mis anhelos
Que tu misericordia no se derroche

Y dame Señor tu dulce Consuelo
Cuando a mi vida pongas el final broche
Al saber que está noche estaré contigo en el cielo.


Sólo dos reflexiones más sobre el Silencio, reflexiones que ideé mientras con los ojos preñados de lágrimas lo veía aparecer por la calle de la Hoz:
Se podrá copiar la Procesión del Silencio, hacerla de la misma forma, con una réplica exacta de la imagen, pero nunca igualará, y ni siquiera se acercará a la original de Cieza. Y la segunda: el que dijo que la perfección no existe... Seguro que no había visto al Cristo de la Agonía.

Viernes Santo comenzó como siempre, con el sueño pegado a las pestañas y el recuerdo de la Esperanza Macarena pasando por la sevillana plaza de la Campana y la Esperanza de Triana saliendo a la calle pureza. No sabe nadie la satisfacción que sentí al ver a mi Señor Nazareno, con la Cruz a cuestas saliendo de la Basílica en su ciezanísimo trono dorado. La mañana del penitente gira en torno a Cristo en Cieza. Durante la procesión veremos a Jesús padecer y morir entre inhumanos tormentos para cerrar con el dolor de una Madre a quien le han atravesado el corazón en dolores. Interludio alegre pone la Cama de Cristo a la pesarosa tarde de Viernes Santo. Es un placer ver esa bendita incongruencia de festejar alegremente la sepultura de Cristo, tanto que me escapé durante unos minutos de los solemnes oficios para ver pasar a los Dormis por la Esquina del Convento. Aún queda mucho Viernes por delante. Desde que el Perdón muere y es descendido del madero, su Cuerpo muerto pasa a segundo plano, pues las imágenes nos muestran como el lacerante dolor de la Madre va calando en su ser y profundizándose hasta aislarla por completo en su Soledad. Dejamos a María brévemente para contemplar el Arbol de la Cruz, ahora glorificado como símbolo de salvación y esperanza en la resurrección. El Santo Sepulcro, luminoso y desolado ahora, no queda solo. Su emocionante y emotiva entrada este año me la perdí por ver más de cerca los rostros de San Juan y sus dos Madres, la serena Salomé (la terrenal) y la desconsoladísima Soledad (la celestial). El apostol, por mucho que lo intenta, no puede comprender en su juventud cómo todo esto puede pasar, ni consigue consolar dolor tan grande como el de María Santísima, a la cual velamos en la oscuridad de la Plaza Mayor.

Tras la Soledad de María, esperamos la hora de recogimiento y oración, la hora de la espera de la Gloriosa Resurrección. Vi este año desde el interior del templo como los hermanos de Ánimas hacían voto de silencio y acudían a la llamada de sus hermanos, al toque de la cruz guía sobre las puertas macizas. La procesión de ánimas pasó tranquila y silenciosa entre fuegos en la madrugada hasta encerrarse con ese sentido rezo final. Se cierra el ciclo de la Pasión en Cieza, pues los Ciezanos no nos recreamos en llantos y lamentos por el que sabemos que resucitará, si no que anticipamos el glorioso acontecimiento en unas vísperas de alegría infantil. Nuestros futuros anderos y penitentes se forjarán en esas pequeñas varas. Esa noche, los mismo tambores que nos anunciaron el principio de la penitencia y del dolor, nos anuncian su inminente final.

Domingo de Resurrección, comienza de mañana temprano la vida en un luminoso día de Pascua. Pronto las bandas acompañamos a los guiones despertando a la ciudad, dormida en su sueño de muerte. ¡La Tumba está vacía! ¡Despierta, pueblo de Cieza! Ya bailan los Santos, los caramelos vuelas, las bandas tocan y entremezclan sus pasodobles en una gloriosa cacofonía: es la Cortesía. Jesús resucitado se encuentra con su Madre, con las Santas Mujeres que fueron de mañana a encontrar el sepulcro vacío, con el apóstol predilecto y con los discípulos de Emaús para subir al Cielo, abriéndonos definitivamente el camino al paraíso. Que nostálgica se me antoja la melodía de los pasodobles, pues significa que esto ya se acaba. Tras el reencuentro con viejos amigos y cargar con mi Salomé hasta guardarla un año más, y tras ver a la Virgen del Amor Hermoso cerrar la pasión en la ermitica del Santo Patrón, nos vamos a comer, a disfrutar de los últimos coletazos de esta bendíta locura que todavía nos embarga el corazón y los ánimos.

Hoy, tras la misa del día más importante del año, he llorado de nuevo junto a la imagen del Cristo de la Agonía, he suspirado ante la efígie del Señor del Consuelo, me he despedido de Nuestro Padre Jesús Nazareno y, finalmente, he sonreido al mirar el Sagrario, donde Jesús Resucitado ha querido quedarse para residir entre nosotros. La Semana Santa de Cieza 2016 se acabó, hoy comienza la SEMANA SANTA DE CIEZA 2017.

¡Ah! ¡Nos vemos el día de la Cruz!

Antonio Jesús Hernández Alba
27 de Marzo de 2016, Domingo de Resurrección entre las 22h y la 1 de la madrugada.


miércoles, 16 de marzo de 2016

CUARESMA 2016: CONSUELO DEL ALMA

Buenos días, compañeros y cofrades. Afrontamos ya la última semana antes de la SEMANA y hoy os traigo la última entrada de esa cuaresma. Durante estas semanas hemos hablado de arte y devoción (MATER DOLOROSA), de sentimientos (SENTIRSE ANDERO), hemos recorrido todo lo que significa Semana Santa (¿QUÉ SIGNIFICA SEMANA SANTA?) y nos hemos acercado a las imágenes que desde sus capillas nos esperan pacientemente todo el año para enseñarnos un poquito más sobre la Pasión, Muerte y Resurrección de nuestro Señor (UNA IMAGEN VALE MÁS...); además de hablar de música cofrade, sin la cual nuestras procesiones no serían lo mismo. Mater Mea, Mayor Dolor, Saetas del Silencio, Consuelo Gitano, Santo Traslado y Cristo del Perdón ha sido la variada selección musical propuesta para acompañar el camino de la cuaresma, un camino que iniciamos con la publicación del poemario VERSOS COFRADES
Para cerrar este recorrido os traigo un cuento cofrade escrito en verso hasta la fecha inédito para que reflexionéis. 
Nada más, solo invitaros a que tengáis en cuenta que lo que vamos a celebrar son los principales misterios de la religión Católica, recordamos esta semana la Pasión, Muerte y Resurrección de Nuestro Señor Jesucristo, por eso desde aquí pedimos un poco de respeto hacia estos conceptos, y también hacia los desfiles y los cofrades, y los músicos, los cuales llevan trabajando largos meses para que toda esta celebración suceda, y nunca mejor dicho, como Dios manda.

______________________________________________________________________________


CONSUELO DEL ALMA


Dejadme que os cuente
un cuento en verso,
un cuento con el que lloro
cada vez que en él pienso,
un cuento que me contaron
cuando no levantaba un palmo del suelo.

Había una vez
en un pueblo que no recuerdo
un niño que soñaba
con cera y nubes de incienso.
Contaba minuciosamente los días que quedaban,
los contaba como un poseso,
con impaciencia los contaba
igual que yo te cuento esto.
Su medalla la guardaba
y cada noche le daba un beso
a esa estampa de su Cristo
que llevaba colgada al cuello.
Fue su padre quién le enseñó,
igual que a él el abuelo,
a que no olvidara
a su Cristo del Consuelo,
a ese Cristo que es la cumbre
y el colmo de sus anhelos.

Pero llegó un día,
no sé hace cuánto tiempo
que al niño,ya joven, le quitaron,
lo que más quería en el mundo entero.
"No llores" le decían,
"El Señor lo tiene en el Cielo"
y por eso él no creía
y lloraba sin consuelo
y a Él le echaba las culpas
de lo que no tiene remedio.

Y pasaron los años
y se alejó de su pueblo,
no quiso saber nada
de su Cristo nazareno.
La túnica dejó olvidada
y el cíngulo sin dueño,
todo por una sentencia
de la que no tuvo culpa el Cielo.
Pero la medalla la guardaba,
la seguía llevando al cuello,
y, cada noche, frente a la cama,
al Cristo le dedicaba un beso
porque su padre quiso
que no se olvidara de eso.

Una noche, muy cansado,
pasado ya algún tiempo,
al coger la medalla
se encontró en ella un hueco:
ya no estaba ese rostro
al que cada noche daba un beso.
Se había ido como su Padre,
se había ido en silencio,
dejándolo a él desamparado,
sólo y quieto.
Y lloró,y lloró el hombre
recordando de niño el juego
de procesiones con su padre
soñando con cera e incienso.

Y volvió a buscar su túnica
y descalzo salió de nuevo
y, al mirar atrás las filas,
vio en el trono al Consuelo,
vio en la Cruz al Señor,
a Jesús, dolorido y sangriento,
al Señor que clavado
iba por él muriendo.
Y, llorando de nuevo,
vio cumplidos sus anhelos
pues le pareció ver a lo lejos
a Cristo sonriendo
y en el calvario arrodillado
vio a su padre durmiendo
y llevaba la medalla
de su hijo colgada al cuello.

Cuando terminó la procesión,
se acercó al trono corriendo
y encontró entre las flores
a los pies de su Cristo del Consuelo
la medalla que su padre
le colgó de niño al cuello.

Y así acaba la historia,
una historia de amor y consuelo,
una historia que ocurrió
una vez, hace algún tiempo,
en un viejo pueblo
cuyo nombre no recuerdo.
¿Qué fue de ese hombre?
No lo sé, ni quiero,
sólo sé que volvió
que volvió a su ciudad
de improviso y por casualidad
como vuelven los recuerdos
hasta el cálido abrazo
su Santo Cristo del Consuelo.



martes, 15 de marzo de 2016

CUARESMA 2016: LA MARCHA SEMANAL

Buenos días queridísimos amigos y compañeros cofrades. Estamos ya a las puertas de la Semana Santa, a tan sólo cinco días de tocar el cielo con las manos.
La  marcha que hoy os traigo es una de las más típicas de Cieza y una de las más clásicas. Una de las primeras que compusiera nuestro Maestro Gómez Villa y la que le granjearía mayor fama a nivel nacional. Se trata de una marcha fúnebre dónde las haya que sigue el mismo esquema que el resto de sus marchas. Introducción con una fanfarria de metales respondida por un grave y lúgubre eco; sigue el tema principal con un potente divertimento que enlaza este primero con el trío final de gran belleza, precedido por la misma introducción que al principio aparecía. La sencillez tanto armónica como melódica, orquestal y textural son rasgos fundamentales del maestro ciezano, no siendo esto impedimento para que su maestría salga a la luz.
Esta marcha es una de mis favoritas desde siempre, una de las que mayor sentimiento expresa y de las que mejor se adaptan a la imagen a la que está dedicada. Qué más decir de "El Cristo del Perdón" (1948) de don José Gómez Villa si ella misma es mucho más elocuente que yo.

Pero antes, la agenda de la semana:

Martes 15:

-18H, Aula de Cultura de Cajamurcia, Entrega de Premios del XX Concurso Regional de Dibujo "Semana Santa de Cieza"
-19:30h, Triduo a Ntra. Sra. de los Dolores en San Joaquín

Miercoles 16:

-18h, Jornadas de Hemodonación en el Centro de Salud (frente a Estación de Autobuses).
-19:30h, Triduo a Ntra. Sra. de los Dolores en San Joaquín

Jueves 17:

-16h, Último programa de la Temporada V de El Guión, en 106.6FM Onda Cieza
-19:30h, Triduo a Ntra. Sra. de los Dolores en San Joaquín

Viernes 18, VIERNES DE DOLORES

-13h, Salón de Plenos del Ayuntamiento, Fallo del Concurso de Escaparates Semana Santa de Cieza 2016
-17:30, Procesión de los Niños de la Cruz, con la Virgen de las Estrella de Antonio Jesús Yuste. Itinerario: Plaza Mayor, San Pedro, Cánovas del Castillo, Buitragos, San Sebastián, Mesones, Angostos, Tercia, Santo Cristo y Cánovas del Castillo. Las inscripciones de los manolicos y manolicas se recogeran en la Calle Cánovas del Castillo (frente a la Casa-Museo) en horario de 17 a 20:30 hasta el Jueves.
-19:30 Misa en honor a Ntra. Sra. de los Dolores en el Convento de San Joaquín.
-20h Misa en honor a María Stma. de la Soledad en la Basílica de la Asunción.
-20:15 Via-Crucis de Ntro. Padre Jesús de Medinacelli. Itinerario: Esquina del Convento, Mesones, Cadenas, Barco, Cánovas del Castillo, Buitragos, San Sebastian y Esquina del Convento. A su llegada, se producirá el encuentro con la Stma. Virgen de los Dolores.
-21h Plaza Mayor. Rompida de la tamborada.
-22h Comienzo del III Concurso de Fotografía #SemanaSantadeCieza2016 en Instagram, organizado por @Juntadehermandadespasionarias
TRASLADO DE LA STMA. VIRGEN DE LOS DOLORES:
Itinerario: Esquina del Convento, Paseo, Santa Ana, Buen Suceso, Angostos, Tercia, Santo Cristo, Cánovas del Castillo, San Pedro y Plaza Mayor.
-24h TRASLADO DEL STMO. CRISTO DE LA MISERICORDIA:
Itinerario: Plaza Mayor, Hoz, Barco, San Bartolomé, Placeta del Santo, Parra, Plaza del Comisario, Pinos, Bartolo Lopo, Desamparados, Cabezo, Nueva, Esquina del Cantón, Buitragos, Empedrá, Cadenas, Barco y Cánovas del Castillo. A su llegada a la Casa Museo: Entronización del Cristo.

Sábado 19:

-18h Convento de las Clarisas. Misa de la Cofradía de la Oración del Huerto
-19h, Basílica de la Asunción, Concierto de la Coral Ars Nova donde interpretarán fragmentos del famoso Requiem de Mozart.
-19:30, Convento de San Joaquín, Misa de la Cofradía del Stmo. Cristo del Perdón y Besapiés a la sagrada imagen hasta la hora del traslado.
-20:45, Aula de Cultura de Cajamurcia, Nombramientos de la cofradía de la Samaritana y Concierto de la Asociación Musical No Tenemos Prisa.
-22h TRASLADO DEL STMO. CRISTO DEL PERDÓN:
Itinerario: Esquina del Convento, San Sebastian, Buitragos, Cánovas del Castillo, Barco, Hoz y Plaza Mayor. A su llegada, encuentro con la Dolorosa del paso "El Encuentro".

Nada más, disfrutad de la Semana y de la marcha: El Cristo del Perdón de José Gómez Villa.




jueves, 10 de marzo de 2016

CUARESMA 2016: MATER DOLOROSA

Buenos días, amigos y cofrades. Hoy, 10 de marzo, quedan tan solo 10 días para que la Semana de nuestros sueños comience y os traemos un artículo sobre arte y devoción dedicado a las dos advocaciones marianas, reinas y señoras del Viernes Santo Ciezano: Ntra. Sra. de los Dolores y María Santísima de la Soledad.

______________________________________________________________________________

MATER DOLOROSA
El dolor de María en el Viernes Santo Ciezano

El sol se levanta brillante y cálido en la fria mañana de la Pasión y Jesús, en el pretorio, es condenado a muerte por los mismo que días antes lo aclamaban como maestro. Comienza a caminar penosamente hacia el calvario cargado bajo el inclemente y abrumante peso de la Cruz de nuestros pecados. Apenas unos pasos tras Él, camina su Madre, cariñosamente sostenida por el discípulo amado. Las fuerzas le fallan a María, Ella ya sabía desde el principio que esto tenía que ocurrir, pero no puede evitar mirar incrédula como su Hijo sufre hasta el extremo, y tampoco puede evitar que le duela hasta el alma de verlo en tan amargo trance. 

María va a aparecer varias veces a lo largo de todo este día, ella no se va a apartar de su Hijo, el Salvador,ni un sólo momento. Ella es la única que se ha mantenido fiel a la voluntad del Padre por difícil que haya sido, pues asumió hace mucho ya su papel de Sierva del Señor y cumplirá lo que Él designe.

Vemos por fin, tras la Cruz con Cristo Muerto en ella clavado, a la imagen de González Moreno, magnífica interpretación de la Dolorosa salzillesca, presidiendo esta mañana de tormentos. El Dolor que muestra es lacerante, es una profunda herida de espada en su divino pecho, una herida sangrante e insoportable. Así nos lo muestra Ella misma, con sus brazos abiertos, su bellísimo rostro desencajado en una mueca de insoportable sufrimiento. Los colores de sus ropas también son vivos, refulgen bajo el inclemente sol tan vívidos como su dolor. Ntra. Sra. de los Dolores representa el máximo dolor que sufrió la Madre, está viendo como la vida de su Hijo, de ese regalo que una mañana en Nazaret el Señor le otorgó. Por eso nos muestra ese gesto tan sobrecogedor, por eso lleva la espada de la profecía de Simeón refulgiendo hundida en su pecho. Sus ojos derraman seis lágrimas sin consuelo. María acaba de perder todo cuanto le quedaba en esta vida y lo grita a los cuatro vientos.

"¡Dolorida en Dolores Dolorosa!
Doliente madre de dolor pesarosa
Y aun doliendo tanto que casi mueres
No puedes vivir lejos de esa Rosa
Que con sus clavos te desangra
En amores, Dolorosa.

Y es que ese madero
Ese árbol amortajado
Es el trono de su Hijo
De su Señor bienamado
Con quien sangra en acero predestinado.

No puede hablar, solo grita,
Y llora sin consuelo
Mezclando lágrimas y vida
Que por mirar va muriendo
Y se muere si no mira.

Quisiera yo, Madre mía
Estar al pie de esa cruz desolada
Y cogerte entre mis brazos
Para sanar esa punzada
Porque Tú eres también mi madre
Y Tú siempre me acompañas
Déjame ahora consolarte
En este Viernes Santo
Sin Luz,
Sin Vida
Y sin Nada."
Mater Mea
Versos Cofrades
Antonio Jesús Hernández 

La tarde avanza y cae la noche. Ella todavía no ha abandonado la cima del monte calvario. Los Santos Varones descuelgan con un sudario el cuerpo muerto de Jesús ante sus vidriados ojos de Madre. Las ojeras se intensifican de color, los lacrimales desbordados están cada vez más irritados, pero María se va calmando cada vez más, refugiándose en su fuero interno cada vez más hasta aislarse completamente en la oscuridad de su alma atravesada. Así nos presenta González Moreno también a la emperatriz del Viernes Santo, a la Señora de la noche, a María Santísima de la Soledad. Su rostro, mucho más clamado que el de la Dolorosa, muestra apenas una emoción contenida. Para poder soportar el dolor, lo ha envuelto en mil capas de soledad. Sus ojos negros apenas ven, está completamente absorta en sus pensamientos, no se da ni cuenta de lo que pasa a su alrededor. Enterrar a su hijo ha sido demasiado para ella. Lleva las manos cerradas en torno a su corazón, el cual ya no le late en el pecho, se lo han arrancado al matar a su hijo. Ese delicado órgano dorado está atravesado por siete puñales, sus siete dolores, que la atormentan desde muy dentro. Incluso los colores y forma de su ropa nos indican ese recogimiento. El liviano manto azul que llevaba la Dolorosa se ha tornado en una pesadísima pieza de terciopelo negro que la envuelve por completo. Todo en ella se ha apagado. Ahora solo le queda rezar para que se cumpla lo que oyó de labios de ángel. Es tan difícil confiar en estos momentos tan amargos. Pero pronto descubrirá que la Muerte no puede vencer a la Vida, que la luz siempre destruye la oscuridad y que las promesas de resurrección se cumplirán.

"Ni un solo grito
En su corazón de Dolor
Ella a Dios no reclama
Con el precio que sabía pagar
Ella solo mira
Mira y calla
Mas bendita la luz de tu mirada
Que el Viernes Santo no puede
Ahogar
¡Dolor en dolores se ensaña!
Luto en su corazón solo guarda
Hacia un sepulcro camina
Donde Ella descansar espera
Y allí
Soledad
Tan solo Soledad

En un Viernes de Luto y Añoranza
Aun queda la Esperanza"
Soledad
A Cieza por su Semana Santa
Antonio Jesús Hernández